Sábado, 26 Julio 2014
Back Está aquí: Home Destinos Lugares para Visitar Mística y atractivos naturales del Valle de Punilla

Mística y atractivos naturales del Valle de Punilla

Argentina.- El Cerro Uritorco es uno de los destinos más visitados en las sierras cordobesas. La provincia de Córdoba ofrece centros turísticos por excelencia para conectarse con lo enigmático. Las leyendas cordobesas cuentan sobre ovnis e historias de amor indígenas.

Al pie de Capilla del Monte, una de las ciudades más destacadas de la región del Valle de Punilla, en Córdoba, está el legendario Cerro Uritorco, de 1979 metros, al que se llega por la Ruta Nacional 38.
 
El pico más alto de las Sierras Chicas acoge en su interior una conjugación de energías necesarias para que el turista pueda optar por una excursión plenamente deportiva, o un tour alternativo para descubrir relatos místicos que datan de la época en que los Comechingones habitaron estas tierras.
 
Declarado una de las Siete Maravillas Naturales de la provincia en noviembre de 2008, es una referencia ineludible para quienes buscan disfrutar la naturaleza, renovar por completo las energías que sólo otorgan las montañas y lograr el equilibrio de paz y armonía necesario para el espíritu.
 
El Uritorco, que significa  “Cerro Macho” o “Cerro de los Loros”, era el sitio elegido por las tribus para realizar sus ceremonias. Según cuentan los lugareños, el origen se remonta a una historia de amor entre dos jóvenes que fueron alcanzados por un hechizo cuando huían, el cual convirtió al hombre en esa maciza elevación y a ella en un río que brota desde sus entrañas.
 
Otra de las teorías asegura que en el interior de este cerro existe una ciudad subterránea llamada Erks, al entrar a ella, se pasa a otra dimensión. Pero la entrada está limitada a ciertas personas especiales.
 
En varias oportunidades, locales y turistas también dieron fe de haber avistado ovnis y luces extrañas en el cielo. Y si bien se realizaron estudios e investigaciones, las explicaciones terminaron en incertidumbre y actualmente se presenta como un reto a la imaginación.

El paseo

La visita  al cerro se puede hacer durante todo el año, con el cuidado de llevar el abrigo y los alimentos necesarios durante la temporada invernal, en la que pueden encontrarse algunos mantos blancos. La caminata hasta la cima demorará entre tres y cuatro horas dependiendo de la marcha, y sale del Balneario La Toma al que se llega por la avenida Sabattini.
 
Como el área está privatizada, es preciso abonar el permiso de ingreso y en la base encontrará una confitería para tomar algo o adquirir algún producto para el viaje.
 
Existe la posibilidad de contratar un guía que será el vocero de todas las historias. Se pasa por el Valle de los Espíritus y una vez en la cima la vista será increíble. El paseo es diario y no se permite el acampe. En tanto, se ofrecen salidas nocturnas para vivir una experiencia inigualable.
 
En tanto, en Capilla del Monte se puede visitar el denominado Pueblo Encanto, un sitio temático donde antiguamente se asentó un emplazamiento indígena a orillas del río Calabalumba y fue construido un castillo morisco.
 
Actualmente fue refaccionado y mantiene numerosas fuentes, detalles en oro y una gran piscina. También se encontró hace poco un Pucará, declarado de interés cultural. En el lugar hay cabañas para alojarse y se organizan eventos.

Refugio de artesanos

Otro de los destinos obligados en un recorrido por el Valle de Punilla es la ciudad de San Marcos Sierras, con una rústica y natural apariencia que le otorgan sus tranquilas callecitas aún de tierra.
 
Las actividades en el lugar se realizan sin los apuros propios de una ciudad. También fue tierra habitada por los comechingones, y se dice que es unos de las pocas zonas que luego de ser expropiadas por la corona española, fue devuelta a los pobladores originarios. Un sitio para el descanso, en lo que representa un claro reflejo de los hippies que vivieron en los años '60.
 
Una de las características más importantes es su gran producción apícola que la llevó a convertirse en Capital de la Miel. Entre los sitios a visitar están la plaza Cacique Tulián, el Museo Rumi Huasi, el Museo Hippie, la Feria de Artesanos, la antigua Iglesia construida por los jesuitas en 1691, y la Casa de Piedra, lugar sagrado utilizado por los aborígenes. 
 
Entre las salidas más aventureras están los cerros De la Cruz y Alfa, sitio este último considerado como centro energético y de meditación donde algunos pobladores también aseveran haber visto objetos voladores no identificados.
 
Para la práctica de deportes náuticos y la pesca están los diques El Cajón y el Arturo Illia rodeado de clubes. Por último, es posible desandar camino por la Quebrada del río San Marcos, hacer excursiones 4x4, avistaje de flora y fauna, escalada y rappel, entre muchas otras actividades.

fuente: Télam

(Dirección de Contenidos de Prensa Turismo)

Copyright © 2013-2014 Prensa Turismo. All rights reserved.